domingo, 23 de febrero de 2014

Hate.

¿Sientes algo? ¿Dolor, angustia, tristeza, pena quizas? No, no siento nada. Tan solo odio. El odio se apodera de mi. Y acabare devolviendos el daño que me habeis causado, lenta y dolorosamente. Mientras me escondo tras una mascara fria y sin sentimientos, mi dolor os acaba matandos como vosotros me matasteis por dentro poco a poco. ¿Que? Que lo hicisteis sin querer, que no era vuestra intencion. Tarde. Ya es tarde para lamentarlo. Haberos dado cuenta de vuestros actos, de lo que hicisteis y del dolor que causasteis. Ya es tarde para arreglar las cosas.Ya es tarde para que lloreis. Ya esta tarde para que os disculpeis. Ya es tarde para que os perdone. Ya es tarde para todo. Es el fin. Suplica lo que quieras, no me importa. Todo lo que te quise ya se ha desvanecido. Me has roto. Ya solo me queda odio hacia todos. Ahora te arrepientes de no haberme ayudado. Ahora te arrepientes de tan solo haberme presionado para que te contase que me pasaba en vez de ayudar. Ahora te arrepientes de todo. Pues ya es tarde. Ya no me voy a curar. 
Decid adios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario